Carlos, 16 años

El TOC es difícil enfrentarlo, y se requiere de una guía y tratamiento para vencerlo.

Es complicado, ya que uno en su mente está totalmente convencido de que lo que te dice el TOC es cierto, pero no es así, por lo que es importante estar al tanto de su presencia, y así poder recibir ayuda y seguir adelante.

A mi el TOC se me ha presentado en diversas maneras, y cada vez que logré vencer a uno, viene otro, pero lo importante es seguir con todo y aplicar todas las herramientas para enfrentarlo.

primero partió simplemente con pensamientos, que si pensaba en algo en específico que yo consideraba malo, y lo relacionaba con un ser querido, tendría que pensar en eso denuevo pero relacionandolo con otra cosa, para que la "última vez" en que haya pensado en eso que considero malo, lo haya relacionado con alguien, teniendo el sentimiento de que les afecta.

También esto me ha ocurrido que cuando pienso en algo que no me gusta mientras miro un video o hago algo, tengo que retroceder el video o hacer ese algo denuevo pensando en otra cosa, por la misma anterikr explicación que me daba mi cabeza.

Todo esto yo lo logré sobrepasar, gracias a mi tratamiento y a la guía que tenía. 

Son solo pensamientos, no tienen poder sobre nada, y no porque se me venga un pensamiento indeseado, tengo que remediarlo repitiendo lo estaba haciendo pero pensando en otra cosa.

al momento de ignorarlo, la ansiedad sube, porque el TOC busca que le hagas caso, pero si lo ignoras, después se ve como esos pensamientos van desapareciendo, al igual que la ansiedad.

 

El último proceso grande que vivi con el TOC, se relacionaba con sentimientos de culpa. Me venían muchos pensamientos de que estaba haciendo mal las cosas, de que cosas que pasaban eran totalmente mi culpa cuando no las eran, y pensaba en los posibles desenlaces que podrían ocurrir si algo no resulta, por lo que no me podía quedar tranquilo si no podía lograr completamente lo que quería hacer.

A diferencia de los pensamientos anteriores, estos  si se involucraban en la realidad, pero aun así, son pensamientos que le hacen un enfoque absurdo a cosas que me pasaban, que, aunque eran cosas en que si importaban, el TOC le ponía una demanda e insistencia que no me dejaba tranquilo, y que era falsa en relación a lo que ocurría. Es ahí donde uno tiene que aprender a ver los problemas con tranquilidad, y tomando en cuenta las cosas que se pueden hacer, mejorar, y aplicar, tomando también en cuenta lo que está fuera del alcance.

Muchas veces sentía que era tiempo de rendirme, que no podía más, porque era demasiada la ansiedad y el dolor, pero con la ayuda de mis seres queridos, mis tratamientos, y apoyo médico, fui mejorando y aprendiendo a enfrentar el TOC, para poder vivir tranquilo, pero también considerando los problemas a los que me enfrente de buena manera.

 

Ahora mismo el TOC se ve presente en mi vida en términos más cotidianos, como cuando tengo que decir algo pero no me puedo aguantar para decirlo después y el TOC me dice que lo diga de inmediato aunque no sea el momento, o que me quedo muy pegado con situaciones, dudas, actitudes y decisiones previas o con cosas del pasado, pero que logro enfrentar y resolver luego de hablar con mis seres queridos y los doctores que me ayudan.

 

No se puede escapar de tu cabeza, pero son solo pensamientos, no tienen poder sobre ti

 

No estás solo, y no te rindas, ¡Sí se puede! :)